ANTROPOLOGIA DEL ARTE – BAILAR CON ÁRBOLES

 

ANTROPOLOGÍA DEL ARTE – DANZA BIÓNICA

antropologia-del-arte-tratado-0

La Danza Biónica es una disciplina artístico-terapéutica que pretende ahondar en el vínculo misterioso entre humanos y el mundo natural. Es fruto de un intento de aproximación a la sensibilidad por la naturaleza desarrollada por las culturas tribales e indígenas, prácticamente extintas tras la industrialización.

En esta búsqueda, a través del baile, la Danza Biónica se configura como nuevo lenguaje artístico, donde el bailarín o bailarines pueden indagar en su propia expresividad compartiendo protagonismo con uno o varios árboles en movimiento.

En este espectáculo experimental, desarrollado en el I Bionic Festival titulado Dendrophilia / Making Love to Trees, los bailarines vuelven a los orígenes del ser humano despojándose de su ropa para interactuar con los árboles. En este proyecto los artistas bailan al ritmo de música de Costa de Marfil y de los pigmeos Ba Benzele de Africa Central, y utilizan máscaras de la tribu Lega, de República Democrática del Congo. El baile de máscaras simboliza la conexión entre el arte y lo sobrenatural y entre el hombre y la naturaleza.

A través de esta danza, los bailarines establecen una conexión directa con los árboles, sin nada que les separe de la corteza, las hojas y las flores. El contacto físico directo o la posibilidad de este, les hace ahondar en su pasado como seres humanos y evoca en el espectador una sensación de libertad, de pureza, y de primitivismo.

Estos bailes evocan las religiones y rituales animistas, en los que los seres humanos veneran a la Naturaleza y rinden homenaje a los árboles y ríos, a las rocas y las montañas, pues todos tienen una esencia espiritual. Con la intensidad de sus movimientos y con la fuerza de su expresividad, los bailarines nos llevan de vuelta a nuestras raíces prehistóricas y al mundo antiguo, cuando el hombre celebraba el cambio en las estaciones y el florecimiento de los frutos o pedía agua al cielo como en las danzas neolíticas.

La adoración a la Naturaleza como testigo y fuente de la vida humana es, en general, parte del pasado lejano de nuestra especie. La conexión innegable y extremadamente poderosa entre el hombre y la Naturaleza necesita desesperadamente revitalizarse en un mundo donde las últimas selvas de la Tierra están en un momento crítico.

La admiración por los árboles como conectores entre el cielo y la tierra, y la ausencia de contacto con estos, por parte de la población urbana, hace que la Danza con árboles o Danza Biónica inaugura una nueva libertad expresiva, un nuevo ejercido físico y de serenidad psicológica, donde re-descubrir nuestra relación con el ecosistema, nuestra relación con el mundo botánico e investigar sinergías o sensaciones bio-sesibles, que implica un profundo acercamiento a los árboles.

A través del espectáculo Dedrophilia / Making Love to Trees, el multi-simbolismo de los árboles y su capacidad para interactuar en movimiento con seres humanos, hacen de este nuevo género de Danza un viaje donde los bailarines van descubriendo cualidades de los árboles que permiten coreografías cada vez más arriesgadas.

Un gran fondo blanco sirve como escenario-ecosistema donde los bailarines y árboles establecen este nuevo canal expresivo, un espacio que simboliza el vacío del mundo pos-contemporáneo, un mundo envenenado donde los árboles se convierten en talismanes y-o joyas, y el ego del hombre se ve obligado a compartir protagonismo con otra criatura biológica para superar su anterior embrutecimiento y aspirar a una sensibilidad pos-indígena, donde configurar un profundo respeto por el hábitat.

Árboles como guardianes de la biodiversidad, del hábitat saludable, como representación de nuestra fuente de alimentos, combustible o seguridad, los árboles como peones, guías o musas. Arboles con enfermedades o en floración, con frutos, perfumes y diferentes formas ergonómicas que permiten distintas adaptaciones a los cuerpos de los bailarines y alusiones expresivas biomiméticas, árboles perdidos y atrapados en macetas con ruedas, metáforas de nuestra perdida de raíces y común destino en el caótico estado de la Tierra en el sigo XXI. Árboles como guardianes del conocimiento, que cumplen muchas funciones, entre la que destaca proporcionarnos un aire más limpio.

¡¡¡Así es como realmente podemos bailar!!!

 

danza-bionica-conector-biologico

bio-feeling-honevo

art-anthropology

anthropology-of-art-treaty-0

anthropology-of-art-honevo

antrhopology-of-art-bionic-dance

antropologia-del-arte-rescate-biologico

honevo dancing with trees.JPG

honevo-art-anthropology

anthropology-of-art-bionic-dance

arte-bi-hemisferico-antropologia-arte

antropologia-del-arte-honevo

bionic-dance-dream

tree-man

pos-indigenism

loving-trees-bionic-dance-zen

human-tree-enlightened

danza-bionica-bio-fitness

love-dancing-with-trees

honevo-arte-bi-hemisferico

pos-indigenous-dancing-with-trees

danza-bionica-libertad-biomimetica

 

BIONIC FESTIVAL – BAILANDO CON ÁRBOLES

 

ARTE BIOMIMETICO - LYNCOLN DINIZ.JPG

pos-indigena

 

biomimetic-art-trance

BIO-THERAPY / BIONIC DANCE

 

honevo-bi-hemispheric-art

honevo-arte-bi-hemisferico-hugging-trees

bionic-meditation

 

BAILARINES :

ALVARO FRUTOS / LYNCOLN DINIZ / JOEL BLANCO

ÁRBOLES:

FICUS CARICA, MALUS DOMESTICA, PUNICA GRANATUM, PRUNUS CERASIFERA & SOPHORA JAPONICA

 

PRODUCCION:

HONEVO & LUCILA TOLEDO

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s